¿CÓMO SE DESARROLLA LA PERSONALIDAD DE MI BEBE?

¿CÓMO SE DESARROLLA LA PERSONALIDAD DE MI BEBE?

La personalidad del ser humano se construye de manera paulatina, paso a paso; es un conjunto de factores sociales, culturales y familiares, que permiten enriquecerla a través de las experiencias agradables o insatisfactorias de la vida, las cuales serán cruciales para la interpretación del propio bebe acerca del mundo que lo rodea. El amor incondicional y seguro va a ser vital en su óptimo desarrollo, y va a influenciar en la imagen inconsciente que va adquirir de los demás.

A continuación daré una breve descripción de las etapas de desarrollo de la personalidad, partiendo desde el nacimiento.

En los primeros meses de vida el bebe todavía no logra identificarse a sí mismo como un ser independiente a la madre, esto se logra después de los tres o cuatro meses, tiene una gran dependencia afectiva lo cual esta le ayudará en la formación de la personalidad, brindándole la seguridad y autoconocimiento suficiente.

Después de esta etapa el bebe establece la separación de yo-otro, el cual es el primer despliegue de la individualidad, entonces comienza a concebir a la madre como un objeto separado, los fenómenos externos los asume como diferentes a él, a partir de este momento ya tiene un interior y exterior. En estos meses el bebe no presenta angustia ante el extraño y el fácil ponerlo al cuidado de otros.

A partir del octavo mes distingue a la madre de todos los objetos y personas, ella pasa a ocupar un lugar único y privilegiado, es lo que en otras palabras llamamos figura de apego primaria; una señal importante para saber que el bebe inicio esta etapa, es la angustia ante la separación de la madre, si ella se ausenta genera mucha ansiedad en él, este tipo de conducta es la respuesta del desarrollo cognitivo de esta etapa, el cual consiste en que, el bebe todavía no tiene la madurez cognoscente para evocar objetos o personas que no se encuentren dentro de su campo visual, esto quiere decir que, para el bebe lo que no ve no existe o dejó de existir, esta ansiedad perdura unos cuantos meses más. Si la madre lo acompaña en este tiempo brindándole seguridad, el bebe sabrá que podrá confiar en las personas que le dan afecto y que no lo van abandonar, el cual permitirá que establezca relaciones afectivas constantes y estables en su adultez.

Si la madre se ausenta por largos periodos de tiempo, el bebe se va a sentir abandonado, el cual generara inseguridad en sí mismo y ante los demás, el aprenderá a no confiar en el amor que le pueda brindar otra persona, ya que la madre es la primera figura emocional segura, generando en un futuro desapego ante sus padres y personas que puedan significar mucho a nivel afectivo, entonces la personalidad del bebe en su adultez estará caracterizada por la inestabilidad emocional con su pareja.

Esta ansiedad se manifiesta principalmente ante la madre, porque fue la persona que le brindo protección en el vientre, generando lazos fuertes a nivel afectivo con el bebe; el padre, abuela, tía o nana vienen siendo la segunda figura de apego segura.

Otra señal es la ansiedad ante los extraños, como ya distingue visualmente a su madre y a su padre de otros, llora ante una persona ajena, el cual puede ser sus abuelos, tíos, primos etc. Este tipo de conducta lo que denota es el sentido de autoprotección del bebe.

Otro paso importante para el desarrollo de la personalidad es que, a partir de esta etapa comienza a reconocerse en el espejo, jugar solo en frente de el es muy satisfactorio, generando como tal el conocimiento de sí mismo a nivel corporal.

Después del primer año de vida el bebe comienza a manejar mejor la angustia ante la separación el cual va a ser un paso importante ante el control externo e interno de su propio self, como empieza a ejercer control de las cosas, empieza a dar a conocer lo que quiere y desea, sin tener presente lo que debe hacer, estos comportamientos se agudizan mucho más después de los quince meses extendiéndose hasta los dos años. Entonces el no de la madre o cuidador inmediato representa frustración emocional, porque sus impulsos instintivos son prohibidos, en este momento es cuando se incrementan las pataletas a través del llanto, apneas y nauseas voluntarias, el colocarle límites y establecer las normas claras va a ser fundamental para la regulación de sus propias emociones.

Después de los dos años comienza un auténtico reconocimiento de sí mismo, utilizando el mí y el yo. Como se reconoce como un ser independiente quiere afirmarse entonces se incrementa el negativismo, se vuelve más caprichoso a punto de desafiar a la autoridad, si anteriormente no se hizo un buen manejo de las pataletas aquí se van a intensificar, llegando a punto de que el adulto ya no ejerza el control, sino que el bebe lo va a ejercer por él, manejando cada situación a su antojo; la imagen de autoridad aquí se empieza a ver afectada, ya que si no obedece a los adultos más cercanos, en un futuro no se someterá a nadie, no querrá seguir reglas ni instrucciones, y su personalidad en la adultez se caracterizará por la constante irritabilidad si un jefe le ordena llevar a cabo una acción, ya que en este periodo se empieza a reafirmar el concepto de autoridad.

Después de los tres años los deseos de independencia llevan al niñ@ hacer las cosas sol@, como es vestirse, comer, ordenar etc. Si en este periodo de independencia el adulto no le brinda el apoyo necesario para que el pequeño logre hacer las cosas por sí mismo, crecerá con mucha inseguridad, no siendo capaz de hacer procesos de meta cognición, lo que quiere decir es que, se le dificultará hacer las cosas por sí mismo y buscará aprobación de otros para ejecutar una acción, entonces en su adolescencia muy difícilmente tendrá criterio para no dejarse influenciar, hará lo que otros le pidan, dejándoles en sus manos la determinación de lo bueno y lo malo.

Las pataletas continúan, en ocasiones comienzan hacer cosas que anteriormente no hacían. En esta etapa también hay que aclarar que la obediencia y sumisión se ganan y se construyen con el tiempo, esto quiere decir que, el bebe va a obedecer a la persona que ha estado cuidándolo día a día, la que con su afecto, protección y seguridad, le dio las herramientas necesarias para vivir en comunidad, la que lo ayudó en su autoestima, en este caso puede ser la madre, padre, abuela, tía o nana, no reconociendo la autoridad de padres ausentes.

En esta etapa de desarrollo se intensifica mucho más el juego simbólico, el cual es vital para que los niños profundicen el conocimiento social, e interioricen y pongan en práctica las normas sociales de comportamiento, a través del juego empiezan a manifestar las conductas que han aprendido desde su nacimiento, pautas que van a ser fundamentales en el desarrollo de la personalidad, entonces si un niño aprendió que la manifestación de amor del padre hacia la madre es con golpes, muy probablemente el niño repetirá esta conducta cuando tenga contacto con niñas, pero si pasa lo contrario, y el niño aprende que su padre le manifiesta a su madre que la ama dándole flores, tratándola bien, el niño hará lo mismo con otras niñas, así mismo sucede con las niñas. Entonces el infante aprende a socializar si sus padres lo hacen, aprende a respetar si en la casa existe este valor, y así mismo con la solidaridad, generosidad, apatía y demás defectos y virtudes humanas.

Entonces la personalidad del ser humano empieza desde que nace, ya que a partir de este momento se va construyendo recuerdos y pautas personales de comportamiento y conducta social de acuerdo a los juicios de valor de los padres y familiares más cercanos, ya que se aprende de lo que se ve; de igual modo debemos agregar que si los padres o cuidadores no saben manejar sus emociones, el bebe tampoco lo va a lograr.

Así mismo tiene gran connotación los juicios a nivel cultural, ya que, si se permiten ciertas conductas sociales, para el bebe estas recobrarán el mismo significado, por eso es tan importante que el bebe se desarrolle en un ambiente sano afectivamente, ya que este influenciara en su autoconocimiento, autoestima, seguridad propia y le dará las pautas básicas de su personalidad.
Liliana Castañeda Suancha
Pedagoga Infantil
UNIMINUTO

Tags: news

Related posts

Leave a Reply