¿CUAL ES EL MOMENTO PROPICIO PARA QUE MI HIJO APRENDA UNA SEGUNDA LENGUA?

¿CUAL ES EL MOMENTO PROPICIO PARA QUE MI HIJO APRENDA UNA SEGUNDA LENGUA?

Hasta el día de hoy, se han realizado diversos estudios acerca de la adquisición de una segunda lengua en bebés desde muy temprana edad, sin embargo, no se han encontrado resultados ni conclusiones verdaderamente claras que determinen los beneficios o factores negativos que pueden repercutir en el desarrollo del lenguaje.

Algunos estudios afirman que el niño puede presentar un vocabulario más amplio al poder acceder a su almacén lexical en dos lenguas y poder encontrar más sinónimos y significados para una misma palabra y que desde los 0 hasta los 7 años el sistema nervioso se encuentra en crecimiento y las posibilidades de conexiones neuronales son ilimitadas, lo cual algunos investigadores interpretan como el momento preciso para el aprendizaje de una segunda lengua.

Sin embargo, otros estudios realizados revelan que niños expuestos al aprendizaje de una segunda lengua simultáneo a la adquisición de su lengua materna, presentan trastornos en el habla como la disfemia debido a que el niño empieza a presentar confusiones para encontrar la palabra correcta en un idioma.

Teniendo presente los aspectos mencionados anteriormente, se podría hablar de una edad apropiada para el aprendizaje de la segunda lengua entre los 3.6 y los 4 años edad en la cual la lengua materna ha sido más establecida y para la cual el niño ya ha pasado por cuatro etapas fundamentales de su desarrollo control-motor-oral. Estas son:

1) Del nacimiento a los tres meses: Los patrones son automáticos. Se encuentran los reflejos de búsqueda, succión, deglución y cierre de pliegues vocales. Las producciones vocales se limitan al balbuceo simple.

2) De los cuatro a los doce meses: Los patrones son menos automáticos. Aparecen vocales y consonantes por reduplicación del balbuceo.

3) De los doce a los veinticuatro meses: Aparece un lenguaje vocal temprano. Aparecen las palabras aisladas.

4) De los veinticuatro a los treinta y seis meses: Los movimientos para el habla son más voluntarios. Hay separación de movimientos linguales de los de la mandíbula, más precisión y más ritmicidad en el habla al tener claros los conceptos adquiridos y almacenados en su almacén lexical así como la correcta articulación de los fonemas.

5) Después de los treinta y seis meses: Se adquiere cada vez más precisión hasta llegar a los ocho o doce años en los que el control motor del habla es como el del adulto.

Es por esta razón que se considera un momento apropiado como lo mencionamos anteriormente, la edad entre 3.6 y 4 años para el aprendizaje de una segunda lengua. Pues para este entonces se encuentra una mayor madurez a nivel motor-oral y se han brindado bases importantes a nivel lingüístico desde la lengua materna.

Cuando nos referimos al lenguaje en la modalidad verbal-oral, el niño debe cumplir además un proceso fundamental a nivel neurofisiológico para que se pueda llegar a una comunicación efectiva. Este se da de la siguiente manera: Cuando el niño escucha una palabra, el estímulo proveniente de los oídos es recibido por el área auditiva primaria, en la cual la palabra es oída como sonido. Posteriormente, las señales se dirigen al área de Wernicke en la cual se da el proceso de decodificación y estos sonidos son comprendidos, de esta manera la palabra adquiere un significado. Para recibir una respuesta por parte del niño frente a este estímulo, la representación de la palabra se transmite al área de Broca a través de un haz de nervios llamado fascículo arqueado. Allí en el área de Broca se da el proceso de codificación en el cual el niño planea lo que quiere decir y la palabra se relaciona con un programa detallado de articulación, siendo este suministrado por el área anterior del área motora primaria para luego gracias a la parte inferior del área motora primaria poner en movimiento los músculos de los labios, de la lengua, de la larínge y todos aquellos que han de intervenir en la articulación.

Si bien es cierto, se reconoce que hasta la edad de siete años, el cerebro de los niños es especialmente receptivo para el aprendizaje de una segunda lengua, pero a su vez, este es un tema bastante delicado, ya que la lengua materna es un punto de referencia importante para determinar un adecuado desarrollo en el niño, y al iniciar con el aprendizaje de una segunda lengua sin haber consolidado la lengua materna, estaríamos corriendo el riesgo de incurrir en un bilingüismo mal integrado, interrumpiendo el proceso neurofisiológico anteriormente descrito, por confusiones presentadas en el niño en cuanto a los aspectos básicos del lenguaje, lo que conlleva en algunos casos a un retraso del lenguaje, así que lo mejor es tener en cuenta aspectos generales del desarrollo del niño.

Constantemente asisten a consulta niños cuyos padres refieren que sus hijos “hablan raro” o que “no se les entiende”. Son niños que han adquirido al mismo tiempo dos lenguas diferentes pero que a la hora de estructurar sus ideas mezclan las dos, llegando incluso a estructurar oraciones con sujeto en un idioma y verbo en otro y produciendo sonidos que no se entienden, esto debido a la diferencia de gramática y fonética por ejemplo en cada idioma (Como es el caso del español-Inglés). Estos niños son diagnosticados como “niños sometidos a una enseñanza precoz del idioma”, puesto que no era el “como” ni el “cuando” apropiado para su adquisición. Además son niños que se irritan fácilmente y se sienten imponentes al momento de expresarse en forma oral. En estos casos, la recomendación por parte del Fonoaudiólogo es retrasar el proceso de aprendizaje de la segunda lengua, hasta reeducar al niño en el retraso o trastorno ocasionado en la adquisición de su lengua materna, y reiniciar el aprendizaje de la segunda lengua cuando estas dificultades hayan sido superadas.

De esta manera, podemos concluir que la mejor manera de apoyar a nuestros hijos en un proceso exitoso de bilingüismo, es permitir que el niño se desarrolle a nivel lingüístico en su lengua materna para asegurarnos en un desarrollo exitoso del niño, y posteriormente iniciar un aprendizaje de la segunda lengua, en el cual se debe comprometer no solo el colegio en el cual se pretenda dicho aprendizaje, sino el contexto en el cual se desarrolle el niño, lo que significa que lo que aprende el niño en el colegio debe ser apoyado por padres en casa para que el niño logre integrar los conceptos y relacionarlos con su entorno.

Laura Agray Naranjo
Fonoaudiologa
Universidad Iberoamericana

Tags: news

Related posts

METODO SUZUKI

METODO SUZUKI

Esta es una metodología para aprender a tocar un instrumento musical desde los tres años de edad, fue desarrollado por el Dr. Shinichi Suzuki...

2 Comments

  • Posted 15 May, 2017

    commodity trading

    You can certainly see your expertise in the article you write. The sector hopes for even more passionate writers such as you who are not afraid to say how they believe. All the time go after your heart.

  • Posted 17 May, 2017

    education tips

    I am truly happy to read this webpage posts which includes plenty of valuable information, thanks for providing these kinds of statistics.

Leave a Reply