METODO SUZUKI

METODO SUZUKI

Esta es una metodología para aprender a tocar un instrumento musical desde los tres años de edad, fue desarrollado por el Dr. Shinichi Suzuki quien fue violinista, educador y filosofo japonés, el cual ha ejercido una innumerable influencia en su país y en otros lugares del mundo.

Su método está basado en el principio de que todos los niños tienen talento musical, lo que quiere decir, es que, la habilidad musical no es innata, sino que cualquier niño a quien se entrene correctamente puede desarrollar esta destreza.

Suzuki ha afirmado que desde la misma forma en que un niño aprende hablar así mismo aprende a tocar un instrumento, ya que en los primeros años de vida, los niños tienen una inmensa sensibilidad y percepción auditiva, el cual permite que se adquiera el habla; aprovechando esta pericia lingüística se hace una combinación entre el lenguaje y la música, para que conjuntamente se desarrollen las dos, por eso se llama el método de la lengua materna.

PILARES DEL METODO

Comienzo temprano: Los primeros años son cruciales en el desarrollo de los procesos mentales y de coordinación muscular en el niño pequeño. Las capacidades auditivas están en su apogeo durante los años de la adquisición del lenguaje, por lo tanto, es el momento ideal para desarrollar la sensibilidad musical

Refuerzos positivos: La motivación es la base fundamental para que el bebe desarrolle esta habilidad.

Apoyo incondicional de los padres: Los padres son fundamentales, ellos son los maestros en casa, así mismo como el padre acompaña a su hij@ en el proceso del lenguaje, su acompañamiento en la música v a ser vital para que pueda desarrollar habilidades.

Escuchar, cantar y luego tocar: Todas las canciones tienen letra infantil, de tal modo que inicialmente el niño se aprende la letra y luego toca, la formalidad de aprender a tocar con partitura se da después de que el niñ@ aprenda a leer y escribir. Primero se le desarrolla buena postura, sonido hermoso, correcta afinación y fraseo musical.

BENEFICIOS DEL METODO

Desarrolla el ritmo: El ritmo incide en la formación física y corporal del niño, proporcionándole mayor equilibrio, lateralidad y mejores patrones de motricidad fina.

Desarrolla la afinación: Estimula la percepción, discriminación y memoria auditiva, el cual le va ayudar a incrementar los periodos atencionales, esto a su vez, facilita el aprendizaje de una segunda lengua, ya que está entrenado para diferenciar tonos

Refuerza la autoestima: Al trazarse metas cortas lo incentiva a luchar, esto le va ayudar a tener mayor seguridad en sí mismo y confianza en su talento

Estimula la disciplina: La paciencia, constancia y perseverancia son de las virtudes que adquiere un niño al estudiar un instrumento musical, estos valores no solo aportan para desarrollar habilidades, sino que, también hacen parte de la vida.
LILINA CASTAÑEDA SUANCHA
PEDAGOGA INFANTIL
UNIMINUTO

Related posts

Leave a Reply