SIGNOS DE ALARMA DEL LENGUAJE EN MI BEBÉ

SIGNOS DE ALARMA DEL LENGUAJE EN MI BEBÉ

En ocasiones como padres tendemos a comparar a nuestros hijos con los demás niños de su edad, sin embargo, algo que muchas veces no comprendemos es: Nuestro hijo es único y cada niño lleva su propio proceso de desarrollo, no significando esto que no debamos prestar atención a algunos signos que pueden estar indicando que algo no anda bien. Atrás quedaron esas respuestas de: No importa, tu hijo es pequeño y está en proceso de desarrollo así que cuando esté preparado va a hablar. Incluso muchas veces los pediatras no dan la relevancia suficiente al lenguaje expresivo del bebé. Por esto, se deben tener en cuenta algunos signos de alarma que si bien no pueden considerarse diagnóstico de ningún tipo de alteración, si pueden estar encendiendo nuestras alarmas en cuanto a desarrollo comunicativo.

Una alteración en el desarrollo comunicativo del niño se puede y se debe detectar en los primeros años de vida y de la misma manera cuanto más temprano se intervenga, mayores serán los beneficios.

Para iniciar debemos tener en cuenta que una alteración en el desarrollo comunicativo se entiende como la dificultad en el desarrollo de las capacidades comunicativas y verbales tanto a nivel de comprensión del lenguaje como de sus capacidades expresivas o de articulación. Pero la pregunta de muchos padres es: ¿Cómo saber si mi bebé presenta alguna alteración en el desarrollo de su lenguaje? Aquí encontrarás algunos signos que pueden alertarte acerca de un inadecuado desarrollo lingüístico de tu bebe, los cuales son:

  • De 0 a 12 meses: En las dos primeras semanas tu bebé tiene una succión bastante débil y se atraganta fácilmente, su llanto es débil, no sonríe ante las caras o voces familiares, no imita sonidos ni los produce, no orienta su mirada hacia los sonidos que se le presentan o a la voz humana, no balbucea, no utiliza gestos como “adiós” o palmaditas.
  • De 12 a 24 meses: Apenas balbucea y no presenta diferentes sonidos, no usa gestos como saludar, decir adiós o negar con la cabeza, no realiza señalamientos para mostrar o para pedir, no responde a su nombre, prefiere usar gestos a vocalizaciones para comunicarse, falta de respuesta a solicitudes como: dame, mira, ven.
  • De 2 a 3 años: Ininteligibilidad (No se entiende) en la mayoría de sus producciones, uso de menos de 4 o 5 consonantes, no comprende órdenes simples, repite todo lo que se le dice, frustración en situaciones comunicativas, movimientos y juegos repetitivos, problemas de masticación.
  • De 3 a 4 años: Comprensión limitada, no reconoce función de los objetos, no establece semejanzas y diferencias, incapacidad para expresar lo que está haciendo, no muestra interés en jugar con otros niños, le cuesta encontrar la palabra correcta para expresarse, su habla es ininteligible.
  • De 4 a 5 años: No pronuncia bien la mayoría de los fonemas, ausencia de verbos, pronombres y artículos en sus oraciones, vocabulario reducido al uso de términos como “este”, dificultad para narrar sucesos que le han ocurrido, no responde al ¿qué? O al ¿dónde? Frente a situaciones o historias familiares.

Si logras identificar estos signos de alerta en tu bebé, lo más aconsejable es acudir al servicio de fonoaudiología, pues como lo mencionamos anteriormente, es importante una detección temprana, para una intervención oportuna y eficaz.
Laura Carolina Agray N.
FONOAUDIOLOGA
U. Iberoamericana

Related posts

Leave a Reply